Cómo trabajo

Cuando un paciente viene a su primera consulta los sentimientos que experimenta pueden ser variados: miedo ante lo desconocido, vergüenza por contarle a un extraño lo que le pasa, frustración por sentir que no puede resolver sólo sus problemas….

 

Mi forma de trabajar tiene muy en cuenta a cada paciente. Creando un ambiente tranquilo y en confianza donde puedas deshacerte de las corazas para contarme que es lo que te aqueja o desespera. A través de la palabra, aunque también teniendo en cuenta otros aspectos, como los no verbales, voy conociéndote y junto a ti, descubriendo el origen de ese malestar.

 

Para cada persona utilizo un tipo de intervención única, utilizando la metodología o la herramienta más apropiada en cada momento de su proceso, eso es lo que mi experiencia profesional me ha enseñado. No me centro exclusivamente en el problema , sino que incluyo otros elementos a tener en cuenta como tus recursos y potencialidades, que a veces se encuentran ocultos debido a la cultura de la época que no fomenta ciertos valores como la creatividad, la reflexión….

 

Esto hace que el tipo de terapia que te pueda ofrecer, además de solucionar o aliviar tu problema, también permita un enriquecimiento personal a la hora de ser más consciente de cómo somos, a que cosas somos vulnerables, ante qué cosas somos fuertes, cuando soy realmente genuino, que tipo de relaciones establezco…

 

Si te sientes mal y quieres venir a probar no tienes más que concertar una primera entrevista.